Seleccionar página

No solo su hermoso color vinotinto es impactante, sus bondades nutricionales también, por ello hoy nuestra protagonista es la remolacha.

Hoy te contamos que la remolacha es una hortaliza que tiene un color rojizo, del que se puede aprovechar todo; incluso sus hojas, se pueden comer crudas o cocidas.

Una de las formas de consumirla es en jugo, el cual nos ayuda a mantener el organismo sano y con un buen rendimiento físico; incluso mejor que cualquier bebida energética.

La remolacha es un alimento con una riqueza nutricional realmente importante, que aporta beneficios para la salud general. ¿Quieres saber más sobre sus virtudes? Te las revelamos.

Descubriendo los beneficios de la remolacha

El que consumamos jugo de remolacha ayuda a reducir los altos niveles de presión arterial. Esto se debe a sus nitratos de origen natural, que al llegar al organismo se convierten en óxido nítrico; el cual contribuye a la relajación y dilatación de los vasos sanguíneos, por lo que mejora la circulación y contribuye al control de la presión arterial.

Esta hortaliza también mejora el rendimiento físico. El óxido nítrico presente en la remolacha, es un compuesto que ayuda a reducir el impacto del ejercicio en el cuerpo, mejorando la resistencia a los de alta intensidad.

Asimismo, es una gran aliada para combatir la inflamación. La remolacha contiene Betaína, un nutriente que proporciona un poder anti-inflamatorio que protege los órganos internos, así como mejorar los factores de riesgo vascular y previene diferentes enfermedades crónicas.

Esta hortaliza contiene unos pigmentos conocidos como Betalín, que apoyan el proceso de desintoxicación. Estos nutrientes y antioxidantes, son capaces de combatir la acción de los radicales libres y esenciales, para depurar órganos vitales como el hígado, los pulmones y la sangre.

Tomar un jugo de remolacha al día, aporta contenido de Vitamina, Fibra y Minerales. Tan solo un vaso contiene:

  1. Potasio: esencial para la salud de los nervios, la función muscular y un corazón sano.
  2. Manganeso: que es fundamental para los huesos, el hígado, los riñones y el páncreas.
  3. Folfato de vitamina B: que ayuda a reducir el riesgo de defectos de nacimiento.

Es anticancerígenas. Se han hecho investigaciones, que han arrojado resultados positivos en el consumo de la remolacha para la prevención del cáncer. De acuerdo con estos estudios, los responsables de este beneficio podrían ser los fitonutrientes, que son los que le dan el color rojo a las remolachas. Este extracto reduce las formaciones tumorales cuando se administra con agua potable.

Sus hojas también nos ayudan. Contienen  proteínas, fósforo, zinc, fibra, vitamina B6, magnesio, potasio, cobre, y manganeso, además de vitamina A, vitamina C, calcio y hierro.

No dudes en incluirla en tu dieta y en la de tu familia, tu cuerpo te lo agradecerá siempre.

Pin It on Pinterest